23 abril 2016

¡¡¡ FELIZ DÍA DEL LIBRO !!!

Hoy se cumplen 400 años del fallecimiento de dos genios de las letras: Shakespeare y Cervantes.
Nuestro Miguel de Cervantes no sólo exprimió las mejores esencias del idioma castellano. También retrató con suma agudeza el comportamiento del ser humano. Como hombre curtido en experiencias extremas-conoció la guerra, el hambre, la prisión, el éxito y el desprecio- supo reflejar en frases inmortales las circunstancias más variopintas.
¿Qué diría a nuestros políticos de hoy el Príncipe de los Ingenios españoles? Posiblemente cosas como estas que escribió hace 400 años:
1. “Nada hay más pequeño que un grande dominado por el orgullo”.
Pues sí. Estos más de cuatro meses de negociaciones arrojan un resultado penoso. Ha quedado acreditado que tenemos unos líderes políticos cuya eficacia es inversamente proporcional a su ego.
2. “Dad crédito a las obras y no a las palabras”.
Las obras de nuestros representantes público son muchísimo más elocuentes, para bien y para mal, que sus palabras. Y esto va por los partidos que han ejercido el poder como por aquellos que aún no han podido hacerlo.
3. “Por la calle del ya voy, se va a la casa del nunca”.
Es una de las frases más ingeniosas que he encontrado. Debo confesar que primero me he acordado de mis hijos. Pero luego me venían a la cabeza las repetidas ocasiones en que los políticos han asegurado que su principal objetivo era evitar otras elecciones. Ya se ve.
4. “La alabanza propia envilece”.
Nos fijamos con frecuencia en las críticas que unos políticos lanzan a otros. Pero quizá atendemos menos al maremoto de autocomplacencias de líderes que o no tenían suficientes diputados para gobernar, o no eran capaces de encontrar apoyos o habían sufrido una sangría descomunal de votos o no habían conseguido recolectar los esperados… o todo a la vez. Y sin embargo, han hablado de sí mismos como si fueran la última cocacola del desierto. Lo dicho: viles, muy viles. Aquí cabe otra parecida:
5. “Habla con reposo, pero no de manera que parezca que te escuchas a ti mismo; que toda afectación es mala”.
Entre los presidentes plasma y los oradores con públicos comprados, siempre dan la impresión que, cuando hablan, solo se escuchan a sí mismos.
6. “Aún entre los demonios hay unos peores que otros, y entre muchos malos hombres suele haber alguno bueno”.
Y sí, hay que reconocerlo: no todos los políticos son iguales. Habrá que presionar a los partidos políticos para que en su interior afloren los mejores talentos, no los que más obedecen al mandamás de turno.
7. “La honra del amo descubre la del criado; según esto, mira a quién sirves y verás cuán honrado serás”.
Un consejo muy conveniente en estos tiempos en los que afloran tantos casos de corrupción. Debe dar mucho que pensar al militante de a pie.
8. “La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde”.
Las promesas de campaña están para cumplirlas, o al menos para intentarlo. El votante español ya tiene suficiente experiencia para detectar aquellas que se han lanzan con toda la pinta de que no van a ser cumplidas.
9. “La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre nada sobre la mentira como el aceite sobre el agua”.
En algunos casos, la mancha de aceite aflora con una rapidez pasmosa. Basta comparar lo que decían los candidatos en diciembre sobre los pactos y cotejarlo con lo que han intentado semanas después. Después de lo que hemos visto en los últimos meses, estoy ansioso de escuchar cómo lo van a justificar en las próximas semanas.
10. “No huye el que se retira”.
Un consejo muy interesante. Se ha puesto de moda la expresión “dar un paso atrás”. Pero se ha puesto demasiado tarde. Me gustaría ver a nuestros cuatro jinetes del apocalipsis poner su retirada sobre la mesa: “Si no consigo formar gobierno tras las próximas elecciones, me retiro”. Porque en tal caso, algo saldría ganando la sociedad española. De cualquier modo, como también decía Cervantes: “Más hermoso parece el soldado muerto en la batalla que sano en la huida”.
11. “Tanto más se escudriñan las faltas de un impreso, cuanto mayor es la fama de quien lo compuso”.
Una frase que deberían tener presentes los líderes de los llamados partidos “emergentes”. La hemeroteca comienza a ser implacable también con ellos. Porque ya no son unos ciudadanos más. Aunque a veces pretendan autoengañarse.
12. “Más vale un toma que dos te daré”.
Al final, todo depende del voto. Y a la hora de decidir el voto, hay que atenerse a los hechos, no a las promesas. A España le iría mucho mejor si los electores hicieran el propósito de llenar las urnas de más sustancia gris que hepática. Los hechos son mucho más sencillos de juzgar que las intenciones.
13. “Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”.
He escogido esta frase entre otras como “después de las tinieblas espero la luz” o “donde una puerta se cierra, otra se abre” o “no hay memoria a quien el tiempo no acabe, ni dolor que la muerte no consuma”. Porque unas nuevas elecciones, aun no siendo deseables, abren nuevas puertas a la esperanza. Confiemos en que, sobre todo después de lo que hemos vivido, nuestros políticos no incurran en los mismos errores. Porque, y vuelvo a citar...
14. “Tanto más fatiga el bien deseado cuanto más cerca está la esperanza de poseerlo”.
Si estos meses han agotado la paciencia de los españoles, excuso imaginarme qué puede pasar si, como prevén las encuestas, no cambia la correlación de fuerzas entre izquierdas y derechas.
15. “Me moriré de viejo y no acabaré de comprender al animal bípedo que llaman hombre, cada individuo es una variedad de su especie”.

No hay comentarios: